El intendente de Cutral Có, Ramón Rioseco, encabezó este mediodía un nuevo acto de entrega de terrenos. Se trata de 36 decretos de adjudicación de lotes con servicios y mensura que fueron entregados a sus nuevos propietarios. “Hoy son 36 familias y serán más de 20 en una segunda etapa en la que estamos trabajando para terminar de cumplir con este compromiso”, dijo durante la ceremonia.

En ese sentido le explicó a los adjudicatarios que durante su gestión anterior se armaron cinco cooperativas y el proceso fue bastante exitoso para conseguir el objetivo de avanzar sobre la tierra y construir viviendas. “Ahora estamos de vuelta en ese diagrama, y estos terrenos se gestaron mediante una cooperativa que se formó hace unos par de meses. Hoy estamos dando este primer paso que para nosotros es muy importante y creemos que la organización en cooperativas es fundamental como lo habíamos planteado en la campaña”, agregó.

“Siempre que podemos planteamos que para nosotros el problema de la tierra es un problema de Estado y no un negocio inmobiliario”, resaltó de manera enfática. Y prosiguió lamentando que “en casi todas las provincias grandes la tierra se ha convertido en un negocio, pero nosotros acá la concebimos como una necesidad de Estado y como un servicio para las familias”.

“Por eso cobran cualquier precio los terrenos y se vuelven inaccesibles, por eso existen las tomas, porque no hay acceso a la tierra. Si venimos a este mundo y no tenemos la posibilidad de tener un pedazo de tierra -más en la Patagonia donde si hay algo que sobra es tierra- para qué vinimos entonces”, cuestionó.

Por último insistió: “Lo que hay que hacer es planificar, invertir en la mensura y los servicios, organizarse en cooperativas y avanzar de manera ordenada. Así que invitamos a nuestra gente a seguir siendo ordenados, a seguir luchando para que la tierra siga siendo un derecho para la familia, y a seguir manteniendo vivo el sueño de que la casa propia es posible”.